Algunas Consideraciones de Energía para las Compañías Eléctricas después del Huracán María para Puerto Rico

Back to Top

Mientras caminaba hacia el primer piso de mi casa de concreto durante el apogeo del Huracán María la mañana del 20 de septiembre del 2017, sentí una vibración en mi pecho, seguida de un estruendo sordo en mis oídos. Le dije a mi casa: 'Cariño, aguanta un poco más; podemos superar esto’, sin darme cuenta de que los fuertes vientos del huracán continuarían por otras ocho horas más o menos.

He sobrepasado varios huracanes en Puerto Rico, pero el Huracán María ha sido el más fuerte. Los desafíos que tenemos en Puerto Rico después del Huracán María, han sido exhaustivamente cubiertos. Tomará meses volver a la normalidad y alrededor de una década para que la economía se recupere. Mientras escribo esto, a casi 2 meses después de que María tocó tierra, muchos aún no cuentan con energía eléctrica. Así que pensé en lo que nuestra industria podría hacer para maximizar la supervivencia de la red de distribución eléctrica, bajo situaciones extremas.

Si se les da una oportunidad, los ingenieros pueden diseñar postes que puedan soportar vientos de varios cientos de millas por hora. Pero también están los deslizamientos de tierra, los árboles que caen en las líneas de energía, los escombros voladores, las inundaciones, los aisladores y el hardware rotos, y la lista continúa.

Algunos argumentan a favor de la distribución subterránea. Mientras que teóricamente tiene sentido, el costo lo haría prohibitivo, al igual que la geografía y la geología de la isla. PREPA tiene alrededor de 35,000 millas de líneas de transmisión y distribución (T & D), así que lo estamos viendo son muchos miles de millones de dólares para una compañía eléctrica legalmente bajo la protección contra la bancarrota.

Algunos también han sugerido que el almacenamiento de energía podría haber ayudado a la recuperación de la isla o que las micro-redes habrían salvado el día. Todas son buenas ideas, y hay algo de cierto en ellas, pero si su sistema de T & D colapsa, ninguna de las tecnologías salvará por completo el día. Los activos de generación de PREPA se comportaron muy bien, pero el sistema de T & D fue destruido. Ciertamente se puede fortalecer una red de distribución y mejorar su supervivencia, pero nunca se será capaz de hacerla a prueba de huracanes.

Entonces, ¿qué pasos por lo menos deben considerar las compañías eléctricas, los diseñadores y los planificadores, para mejorar la supervivencia? Aquí hay algunas ideas:

Sobrediseñe la red de distribución aérea. Instalar postes y equipo eléctrico capaz de sobrevivir a situaciones extremas. Dicho esto, aún con los diseños resistentes a vientos de hasta 150 millas por hora, esto no fue suficiente en Puerto Rico.

Asegure la instalación apropiada. Esto es fundamental; las inspecciones efectivas deben implementarse durante la instalación. ¿De qué sirve tener una red de distribución sobredimensionada con un anclaje de poste incorrecto? Esos dos deben de ir de la mano.

Adopte programas de mantenimiento preventivo y programado. A medida que pasa el tiempo, la instalación envejece, por lo que debe monitorearse con programas de mantenimiento preventivo y programado.

Vaya a lo subterráneo donde sea posible.  Considere el costo en contra del impacto potencial de no hacer nada. Estamos hablando acerca de un impacto económico que durará por lo menos una década, así que la consideración debe ir más allá del daño a la infraestructura. Utilice la tecnología que, además de proporcionar una efectividad operativa y ahorros, pueda también ayudar a ahorrar tiempo durante la restauración.

Utilice tecnologías de auto-recuperación. Estas ayudarán a mantener las luces encendidas tanto como sea posible. También, una vez que el sistema empieza a regresar en línea, puede ayudar a quitar algo de la carga de trabajo de los operadores del sistema permitiéndoles concentrarse en las reparaciones continuas.

Establezca micro-redes. El reto es prácticamente del tamaño de la limitación de las micro-redes y de la administración del número agregado de ellas, la seguridad cibernética y otras preocupaciones.

Utilice el almacenamiento de energía. Dichos sistemas proporcionan una gran flexibilidad con múltiples casos de uso y beneficios para la compañía eléctrica Si la red de distribución sobrevive, el almacenamiento puede trabajar en el modo de aislamiento, regresando la energía rápidamente a ciertas secciones por una cantidad de tiempo limitada.

Utilice renovables. Los renovables pueden ayudar a llevar la energía a las partes aisladas del sistema, y pueden ser implementados rápidamente. Mi preocupación principal es el impacto en la cobertura del seguro para dichos proyectos ya que hubo un daño significativo a muchas instalaciones en operación durante el Huracán María.

Ciertamente nunca olvidaré mi experiencia durante y después del Huracán María. Ahora, como una industria, debemos utilizar nuestro significativo intelecto, nuestro talento y nuestras capacidades para ayudar a mejorar la supervivencia y la resistencia de la red de distribución bajo situaciones extremas como estas. Me interesaría escuchar sus pensamientos en los comentarios abajo.

Especialista

Soren Varela

Fecha de Publicación

noviembre 20, 2017