¿Es Tiempo para que la Industria de la Energía Eléctrica Apure el Paso?

Back to Top

Los ingenieros son altamente conservadores por naturaleza. Construimos márgenes seguros sobre márgenes seguros, y bien hecho porque deberíamos evitar fallas catastróficas dentro de nuestras áreas de responsabilidad a toda costa. Las industrias como la aeronáutica y la ingeniería civil, han prosperado por ser cautelosas.

Sin embargo, por mucho de su existencia, la industria de la energía eléctrica ha sufrido a causa de ese extremo conservacionismo progresando a través del “libro de reglas” como era esperado . . . paso uno, después el paso dos, etcétera. Esto ha resultado en ambas, la adopción y la aplicación en todo el sistema del uso de nuevas tecnologías.

Con esta confianza en una infraestructura que envejece, las compañías eléctricas y otras entidades de energía eléctrica no han mantenido el paso progresivo de las industrias ágiles, como la industria de la telecomunicación, que han obtenido ventaja de las nuevas innovaciones. Los suministradores de servicios de telefonía celular tiraron a la basura los libros de reglas innovando constantemente con nuevos modelos de teléfonos celulares cada pocos meses y con estándares de comunicación más rápidos (2G, 3G, 4G) cada pocos años. Escogieron afectarse a sí mismos en lugar de esperar hasta que alguien los afectara.

Como resultado, las tasas de adopción del teléfono celular son astronómicas. De acuerdo con las Naciones Unidas, globalmente más gente tiene acceso a los últimos modelos de teléfono celular que a una necesidad básica como el inodoro. Un reciente estudio descubrió que África tiene una media de penetración de línea fija de aproximadamente un 2% pero la tasa media de propietarios de teléfonos celulares entre adultos es del 86%. Esto nos muestra que el mercado de la telecomunicación en África se saltó al menos un paso. Los suministradores quemaron el “libro de reglas” conservador y continuaron jugando sin él.

En la industria de la energía eléctrica, un ejemplo primordial de conservacionismo es el uso continuo de reconectadores convencionales (tecnología de más de 70 años), sin ningún mejoramiento significativo hasta la llegada de la Tecnología PulseClosing®, que es ahora finalmente la corriente principal. Las filosofías de protección de los fusibles de ramales (en su lugar desde el advenimiento de las tecnologías de fusión y reconexión) han visto  pocos o ningún cambio hasta recientemente.

Ahora, consideremos un poco de la afectación del modelo de negocios. La generación distribuida y las micro-redes no son un nuevo concepto, sino que son de repente todo el rango debido al impacto potencial con el cambio de un modelo centralizado a un modelo de generación distribuida. Esto es colocar a grandes segmentos de la industria en peligro. Además, el almacenamiento de energía, como un concepto, ha estado a nuestro alrededor por mucho tiempo no obstante con limitaciones tecnológicas. El almacenamiento habilita la integración perfecta de generación renovable variada que, en muchos casos – en donde la acumulación de ingresos y la regulación apropiada se encuentran en su lugar – y está a la par con las grandes fuentes de generación convencionales.

Seguro, los retos permanecen para la tecnología de almacenamiento, pero solamente ahora cuando la afectación del modelo tradicional es de hecho, podemos decir, donde el abismo entre los que adoptaron primero y la mayoría temprana se cruzan, como lo propone Geoffrey Moore en su libro “Cruzando el Abismo”.

Siendo conservador o no, al decidir utilizar nuevas tecnologías y métodos es una consideración que vale la pena. Más importante es el  factor “porque” – ¿porque permanecer haciendo lo mismo que has estado haciendo solo porque lo has estado haciendo, tal vez durante un largo tiempo? Si no te afectas a ti mismo, lo harán otros por ti y, en el proceso, te pondrán a ti y a tu negocio en una posición de debilidad.

Me interesaría conocer su pensamiento acerca de este tema en la sección de Comentarios abajo.

Especialista

Soren Varela

Fecha de Publicación

noviembre 1, 2017