4 Maneras de Administrar la Red de Distribución Eléctrica Cambiante

Back to Top

La red de distribución eléctrica está experimentando más tensión que nunca bajo el peso del incremento de los requerimientos de la calidad de la energía y un cambio fundamental en la forma en la que opera. Con una influencia de los recursos de energía distribuida (DERs), como el viento y lo solar, la red de distribución eléctrica ahora tiene que controlar el flujo de energía que fluye por dos vías–y a menudo a proporciones fluctuantes e impredecibles. Esto plantea un reto para la regulación de la frecuencia y la tensión.

Aunque es difícil predecir cómo podría operar la red de distribución eléctrica en los años futuros, la confiabilidad nunca deberá comprometerse conforme nos ajustamos al cambio. La mejor forma de seguir adelante es mitigar los problemas de corriente y asegurar soluciones que sean flexibles para que se adapten a las necesidades futuras. Podemos mejorar la confiabilidad en ambos, el corto y el largo plazo por medio de:

  1. Medir y reducir las interrupciones momentáneas. Las compañías eléctricas han tenido éxito en la reducción de las interrupciones de energía continuas, pero en muchos casos lastécnicas para reducirlas han causado un incremento en un tipo diferente de interrupción: las momentáneas o parpadeos. En los años pasados, los parpadeos no prevalecían tanto ni tenían efectos importantes. Pero en la era digital de hoy en día, las momentáneas causan problemas significativos – y continuarán siendo menos y menos toleradas. Aun así, muchas compañías eléctricas no miden las interrupciones menos de unos cuantos minutos. ¿El resultado? Sus métricas de confiabilidad mejoran, pero las quejas de los clientes suben.

    Algunas compañías eléctricas progresistas han implementado estrategias y tecnologías que reducen las interrupciones continuas de energía y las interrupciones momentáneas. Aun después de solo un corto tiempo de utilizar estas soluciones, han visto evitados los beneficios monetarios de las interrupciones momentáneas, clientes más felices y una confiabilidad verdadera. Para lograr este nivel de confiabilidad, las compañías eléctricas deben empezar a rastrear las interrupciones momentáneas para entender totalmente cómo la red de distribución eléctrica se está desempeñando. Sin medirlas, no hay forma de administrar la red de distribución eléctrica conforme ésta continúa cambiando.

  2. Adoptar estrategias de mantenimiento basadas en la condición. Llevados por los casos de las proporciones que no incluyen el mantenimiento operacional en su base, muchas compañías eléctricas han tenido que confiarse en una mentalidad de “hasta que se rompa” con su equipo. Están empezando a retirarse de esta filosofía reconociendo la importancia del mantenimiento de vigilancia, especialmente enfrentándose a una red de distribución eléctrica siempre cambiante. Por ejemplo, una compañía eléctrica  puede saber la temperatura de un transformador cuando éste funciona a un cierto número de amperes. Pero también podrían notar que, al mismo número de amperes, el transformador está más caliente que de costumbre. Dichas comparaciones ayudan a las compañías eléctricas a conservar sus activos en verificación y en un estado óptimo para mantener la confiabilidad.

  3. Utilizar Microrredes de Distribución. Las microrredes de distribución empoderan las ubicaciones para desconectarse y conectarse a la red de distribución eléctrica cuando lo necesiten. Como resultado, las microrredes de distribución efectivamente aseguran la confiabilidad para aquellos clientes dentro de sus parámetros. Sin embargo, las microrredes de distribución tienden a ser soluciones complejas – y a menudo caras. Aun cuando una microrred de distribución opera de forma independiente, la compañía eléctrica tiene que planear su carga cuando se reconecta, esto quiere decir que existe un costo para cubrir esta relación microrred de distribución eléctrica-red de distribución eléctrica y existe un costo para cubrir esta relación microrred de distribución-red de distribución eléctrica y éste es un costo que usualmente se comparte entre todos los clientes en el área de servicio de la compañía eléctrica.

    Hasta que sean creadas nuevas reglas claras que paguen por esta solución, las microrredes de distribución continuarán siendo incorporadas a la red de distribución eléctrica, pero a una proporción menor. Dicho esto, abajo de la línea, las compañías eléctricas podrían ser capaces de utilizar las microrredes de distribución como una carga despachable – aun al punto de predecir situaciones como cuando habrá una mayor demanda, programando su microrred de distribución para que se encienda y reservando la energía para dársela al resto de la red de distribución eléctrica. Esto puede ayudar a cubrir los costos, a motivar la construcción de microrredes de distribución e incrementar la confiabilidad de la red de distribución eléctrica grande.

  4. Utilizar sistemas de almacenamiento de energía. La fuente de energía dentro de un sistema de almacenamiento de energía es técnicamente una DER, pero el sistema como un todo únicamente actúa como una carga mientras carga/almacena y como una fuente de generación mientras descarga. Ya que puede al mismo tiempo absorber y liberar energía, el sistema puede corregir las reducciones de tensión y las sobretensiones, suavizar la naturaleza variable de los recursos renovables y proporcionar muchos otros beneficios que mejoran la confiabilidad.

    Ahora mismo, la mayoría de los clientes están utilizando sistemas de almacenamiento de energía para múltiples propósitos simultáneamente, como para la neutralización de picos y apoyo de var. Conforme se estudian más químicos de baterías, habrá más saltos en las tecnologías y surgirán nuevas opciones en el mercado. Esto continuará impulsando hacia abajo el costo de las baterías y hará de los sistemas de almacenamiento de energía una solución más viable económicamente.

Dada la forma en que se ha drásticamente transformado recientemente la entrega de energía, es urgente que nos adaptemos y planeemos. Mientras más esperemos, más rápidamente caeremos hacia atrás en proporcionar energía confiable y recibiremos más quejas de los clientes. Aunque la red de distribución eléctrica cambia continuamente, debemos conservarnos responsables del hecho de que la confiabilidad debe solamente mejorarse.

Especialista

Gary Wetzel

Fecha de Publicación

junio 26, 2017